¡Vamos al súper!

RESUMEN: Los alumnos de primer grado por medio de una actividad basada en el enfoque STEAM son capaces de utilizar el sistema monetario para comprar productos alimenticios, reconociendo el precio de los productos y la cantidad que se debe de pagar por ellos, identificando el grupo al que pertenece dentro del plato del buen comer. Así­ mismo, notan la importancia de la conservación de los alimentos y conocen algunos de los conservadores que tienen los productos que compramos, además de los avances tecnológicos para poder realizar el súper conociendo las aplicaciones que existen para facilitar las compras, finalmente diseñan un desayuno atractivo y divertido para la hora del recreo.


Tiempo estimado:
3 sesiones de 30 minutos.


Dirigido a:
primer grado de primaria.

 

Objetivo educativo:

  • Identificar los conservadores de los alimentos y comprender la finalidad de conservación a través del enfoque STEAM.

  • Reconocer y utilizar el valor monetario para la compra y venta de productos alimenticios adquiridos en el supermercado.

 

Materiales:

  • Monedas y billetes didácticos.

  • Envolturas de alimentos.

  • Hojas blancas.

  • Colores.

  • Manzana.

  • Mandarina.

 

Procedimiento:

Sesión 1

Juego. Los alumnos nombran los productos que recuerdan que guardan en el refrigerador con la indicación de no repetir nombres.

 

  1. Se elabora en una hoja blanca, el dibujo de un refrigerador, el cuál por dentro incluye los dibujos de los alimentos que consideran que se guardan ahí­, resaltando la importancia de la conservación de los alimentos.

  2. Se leen y responden algunas preguntas generadoras.

  • ¿Cuáles alimentos pones en el refrigerador?

  • ¿Por qué se deben de guardar las cosas en el refrigerador?

  • ¿Cuándo imaginas se creó el primer refrigerador?

  • ¿Por qué imaginas se descomponen los alimentos?

  • ¿Cuáles son los aportes que realiza la ciencia a la conservación de los alimentos?

 

  1. Se observa el video: “Los sistemas de refrigeración”.

  2. Se realiza la investigación sobre los conservadores que tienen los productos y cuáles de ellos consumo.

    • Benzoato de sodio (bebidas, jugos de frutas, mermeladas, aderezos, salsas y embutidos)

    • ícido cí­trico (helados, refrescos, alimentos enlatados y en frascos)

    • ícido acético (mayonesa, mostaza, salsas, quesos y carnes)

    • ícido láctico (gomitas, botanas, chicles y yogurt)

 

  1. Observar y comparar las envolturas de los productos verificando los conservadores que contienen, separando los productos en los cuatro grupos, rescatando que los conservadores previenen el crecimiento de bacterias y hongos.

 

Sesión 2. Visito un minisúper.

 

  1. Organizados en parejas y con la consigna de comprar en un super los alimentos para elaborar un desayuno, una comida y una cena se juega al minisúper, rolando los papeles de compradores y vendedores, otorgando $100 pesos con monedas y billetes didácticos.

  2. Se verifica que los alimentos que se adquieren forman parte del plato del buen comer, para consumirlos de manera equilibrada.

  3. Resaltando el pago exacto de los productos y la verificación del cambio que recibes por comprar.

  4. Además, se investiga y explica cómo fue la creación del primer refrigerador rescatando la importancia que tienen estos en casa y en los supermercados.

  5. Se realizará un experimento con la comprobación de algunos productos que se eligieron, comparando el mismo producto en dos tipos de exposiciones: los productos a una a temperatura ambiente y la otra con los productos dentro de un refrigerador: Jamón, fresa, calabaza, brócoli, yogurt

 

  1. Analizar y responder:

    • ¿Qué sucede cuándo no se mantienen a bajas temperaturas los alimentos?

    • ¿Qué pasa con los alimentos?

    • ¿Se pueden consumir nuevamente?

    • ¿Cuáles se mantienen igual?

 

Sesión 3

  1. Observar qué sucedió con los productos que se sometieron al experimento. ¿Qué cambios se observan?

  2. Cada alumno verifica qué sucedió con los alimentos, observando, tocando, oliendo y reflexionando qué sucede con las bacterias de esos productos.

  • ¿Cambio su color?

  • ¿Cambio su olor?

  • ¿Cambio su textura?

  • ¿Probarí­as de nuevo los productos? ¿Por qué?

 

  1. Después de que los productos que tenemos en casa se terminan, lo ideal es comprar de nuevo ya sea en el mercado, en la tienda, tianguis o recauderí­a.

  2. Se destaca la importancia de la tecnologí­a para realizar pedidos de productos en lí­nea de un supermercado, facilitando en la actualidad las compras.

  3. Se eligen por parejas, dos alimentos de cada grupo del plato del buen comer, destacando cuál es el precio a pagar por los productos.

  4. Finalmente, con algunas frutas y verduras lavadas y desinfectados pondrán en marcha su creatividad para diseñar un agradable y divertido desayuno, para consumirlo a la hora del descanso.

 

Recursos adicionales:

Videos:

 

Evaluación:

Los alumnos son evaluados por medio de una rúbrica para conocer su aprendizaje, si ha participado activamente en la actividad, su desenvolvimiento y si han concluido su actividad.

 

Vinculación con Papalote Museo del Niño:

 

Compra inteligente

 

Referencias bibliográficas:

First Birthday Party

Lorem ipsum dolor sit amet, cu dicant admodum vim. Id dicam evertitur pri, duis commodo ornatus eos no.